ZURBARÁN: una nueva mirada 2

Elvira Q.

1630-1640 – LOS CONJUNTOS I y II y PINTURAS AISLADAS

Sin título6En 1629, Zurbarán se instaló con su familia y ayudantes en Sevilla; ahí continuó trabajando en grandes conjuntos solicitados por diferentes órdenes religiosas. En 1634 su reputación y su amistad con Velázquez le brindaron la oportunidad de liberarse de la tutela de su clientela monástica y colaborar en la mayor empresa madrileña de la época: la decoración del Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro. Zurbarán se traslada por un tiempo a la capital, donde pinta dos grandes cuadros de historia con el tema del Socorro de Cádiz y una serie sobre los trabajos de Hércules cuyo tratamiento, muy realista, sorprende todavía hoy.

De regreso a Sevilla, realizó dos de sus series más importantes: el retablo mayor para la cartuja de Jerez (Cádiz), desmembrado a principios del siglo XIX, y el conjunto del monasterio de Guadalupe (Cáceres), único encargo que ha permanecido in situ hasta la actualidad. Los grandes ciclos monásticos de 1638 y 1639 marcan el apogeo de su carrera. La adoración de los Magos (c.1638-1639) procedente del Musée de Grenoble o el Martirio de Santiago del Museo del Prado son dos de los magníficos ejemplos reunidos en esta sección.

Sin título7Tanto el maestro como el taller se interesaron por el mercado americano, especialmente de Lima y Buenos Aires, hacia donde embarcaron pinturas destinadas a iglesias y monasterios. A partir de 1640, su taller se centra en importantes series de personajes de pie, iniciadas con Los Apóstoles de Lisboa (1633) y con frecuencia destinadas al mercado colonial. Cristo muerto en la Cruz del Museo de Bellas Artes de Asturias, colección Pedro Masaveu, la Casa de Nazaret de una colección madrileña o San Francisco en meditación de la National Gallery de Londres, son algunas de las piezas destacadas en esta sección; junto a ellas se exponen otras de más reciente atribución, como la Huida a Egipto del Seattle Art Museum o San Antonio de Padua, procedente de la Commune d’Etreham.

1650-1662 – LA PLENA MADUREZ. EL LEGADO DEL ARTISTA

El estilo de Zurbarán empezó a cambiar hacia 1650, cuando su pincelada se torna más suave, los efectos lumínicos se moderan, los fondos se vuelven más claros y las tonalidades de sus figuras se hacen mucho más luminosas. De esta etapa son los óleos de la Cartuja de las Cuevas de Sevilla y gran número de escenas sagradas destinadas a la devoción privada. Sin título8La belleza de su estilo tardío muestra una evolución de su pintura hacia unas cotas mayores de dulzura y refinamiento. Incluso antes que Murillo, Zurbarán se hace eco también con gran naturalidad de la renovación que introduce la Reforma Católica. Su entrañable mirada sobre la infancia se expresa en imágenes de la Virgen niña y en sus jovencísimas representaciones de la Inmaculada, devoción nueva de la que Sevilla se convierte en adalid. Esta última sección presenta el mayor número de obras incluidas recientemente en el catálogo del pintor, entre ellas, San Francisco rezando en una gruta (c.1650-1655) del San Diego Museum of Art, Cristo crucificado con San Juan, la Magdalena y la Virgen (1655), Virgen Niña dormida (c.1655) o el magnífico óleo de los Desposorios místicos de Santa Catalina de Alejandría (1660-1662), todos ellos de colecciones privadas.

Actividades complementarias y catálogo.

A lo largo de todo el verano, el Museo ha programado una serie de actividades paralelas a la exposición, como unas Jornadas en las que especialistas en su obra expondrán sus diferentes tesis y enfoques sobre el pintor, un ciclo de cine, o la representación de piezas cortas de teatro, así como diversas iniciativas a través de las redes sociales.

El catálogo de la muestra incluye textos y ensayos que abordan los temas más relevantes sobre su figura y el contenido de la exposición, así como una ficha de cada una de las obras expuestas con el análisis de su iconografía, técnica, estilo y procedencia. La publicación se completa con una extensa cronología y una bibliografía general.

Más información: www.museothyssen.org

FICHA DE LA EXPOSICIÓN

Título: Zurbarán: una nueva mirada

Organizador: Museo Thyssen-Bornemisza, en colaboración con el Museum Kunstpalast de Düsseldorf.

Sedes y fechas: Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, del 9 de junio al 13 de septiembre de 2015; Düsseldorf, Museum Kunstpalast, del 10 de octubre de 2015 al 31 de enero de 2016.

Comisarias: Odile Delenda, autora del catálogo razonado del pintor y colaboradora del Instituto Wildenstein de París, y Mar Borobia, Jefe del Área de Pintura Antigua del Museo Thyssen-Bornemisza. Comisaria técnica: Mª Eugenia Alonso, Área de Pintura Antigua del Museo Thyssen-Bornemisza. Número de obras: 63 óleos (47 de Francisco de Zurbarán, 7 de Juan de Zurbarán y 9 de colaboradores y seguidores)

Museo Thyssen-Bornemisza. Paseo del Prado 8. Madrid.

Horario: lunes y domingos de 10 a 19 h. y de martes a sábado de 10 a 22 horas. Último pase una hora antes del cierre.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*