Tan Similares y Diferentes como Universales (I)

El potencial encuentro con un desconocido.

Arek Janaper.

«Desarrollar una ‘Actitud Universal’ nos permite la apertura al conocimiento, a los demás y a uno mismo».

«La idea en torno al término ‘Universal’ es quizás una invitación “a abrirnos puertas en cualquier ciclo de la vida en que nos encontremos” si sostenemos la premisa de que existen diferentes formas de pensar, sentir y actuar a cada uno de nosotros mismos»
.

De la palabra ‘Universal’ se extrae que está compuesto por dos componentes léxicos: ‘uni-’ (punto) y ‘-versal’ (que gira), —significando que cualquier ‘punto’ de vista o entidad ‘gira’ en torno a otros.«Encuentro que una de las claves que mejor describen la cualidad de ‘Universal’ en el ser humano, reside en el grado de ‘actitud’ provista de ‘Conciencia Universal’».

Encrucijada de personas.

Encrucijada de personas.

…Algo así como aproximarse gradualmente a un marco integral de la realidad; o encomendarse al precepto que sostiene la siguiente tesis: “la suma de todos los puntos de vistas que atienden a describir una visión de conjunto, es completamente diferente a una visión fragmentada de las partes que la componen”. Dicha concepción procede del marco de la Filosofía, y la encontramos a través de la definición de ‘Holismo’ (de holo- e -ismo) que propugna “cada realidad como un todo distinto de la suma de las partes que lo componen”.

DESARROLLO PERSONAL: ‘Actitud Universal’.

Resultaría sugerente proveerse de ‘Actitud Universal’ en el caso de emprender una búsqueda interna o traspasar nuestra zona de confort. Sí o sí, avanzamos por los distintos ciclos de la vida: desde la infancia, juventud, mediana edad, madurez, tercera edad o de júbilo… y al alcance de cualquier persona provista de pequeñas dosis de iniciativa e inquietudes, reside la posibilidad de reflexionar y observar otras realidades complementarias o alternativas a la propia experiencia vital que hayamos trazado hasta el momento presente.

A través de una página de un libro jamás leída o de una persona aún desconocida, se brinda el potencial de conocimiento y de vivencias compartidas. Y si las llegamos a experimentar e integrar, quedarán preservadas en nuestras conciencias.

Gradualmente, creamos y entablamos afinidades de distinta índole. Mente y corazón o ambas al unísono, danzan decidiendo a qué o a quién vincularse; sea por elección propia, determinación, alienación o ignorancia a otras posibles realidades.

En ocasiones, incluso aquello que no veíamos con ‘buenos ojos’ (como tabú, que desconocíamos, no apreciábamos o negábamos) resultó ser la solución ideal y la oportunidad de abrirnos camino con ‘nuevos ojos’ de forma óptima y conveniente a otro estadio o marco de la vida.

Entre el Blanco y el Negro…

«A razón de los opuestos, entre el blanco y negro —con su gama de grises, se permite experimentar una y otra vez, tantos caminos como variopintas posibilidades existan».

El potencial encuentro con un desconocido.

El potencial encuentro con un desconocido.

Y llegado el momento, si no resulta convincente nuestra realidad actual, escogeremos otro camino. O bien, volveremos al mismo punto de partida o a la misma encrucijada en la cual nos encontrábamos.

En el mejor de los casos también rememoraremos momentos felices. O quizás nos demos cuenta de que pudimos haberlos dejado por el camino; que por la razón que fuere, acabamos sacrificándolos y dejándolos atrás. Es posible que no los reconociéramos o que no supiéramos mostrar suficiente agradecimiento o atención cuando acontecían bellos momentos o cualquier experiencia que nos hiciera sentir vivos y realizados.

El regreso a uno y al potencial latente.

En más de una vez regresamos a un lugar seguro en nuestra memoria; puede que sea a través de fotografías o vídeos que tomamos en otros tiempos. Podemos también identificarnos con cualquier cosa afín que nos reconforte; desde nuestras raíces, el hogar, seres queridos y amistades; o con figuras que en un momento u otro potenciaron nuestra identidad, autoestima y que nos ayudaron a conocernos mejor.

Aunque quizás, «el verdadero retorno sería a nuestra esencia y al ser más íntimo, como si de un renacimiento se tratara, en que sentimos nuevamente el abanico de posibilidades intrínseco a cualquier ciclo de la vida en que nos encontremos».

En una búsqueda de respuestas: “la solución definitiva subyace en el individuo”.

…Y si pensamos que hemos tenido éxito o que hemos fracasado en distintas áreas de nuestra vida (fruto de nuestra interpretación subjetiva), sería igualmente conveniente sostener agradecimiento por el mero hecho de seguir estando vivos y de compartir esta realidad, —«si cualquiera puede dejar un vacío por muerte natural, es aún más desolador dejar esta existencia por razones culturales o de otra índole injustificada». Del binomio natural-artificial y por ende, cultural (entendiendo cultura como derivado de artefacto).

Con independencia a las expectativas materializadas o no, de lo que fue y de lo que no pudo ser… provistos de ‘Actitud Universal’, estaríamos en una mejor posición de comprender, —no únicamente nuestras afinidades, sino todo lo que nos pueda resultar diferente a nosotros mismos; sea en forma de conocimiento, cultura, educación, política, religión, espiritualidad, sexualidad, deporte, hobby, entretenimiento, grupo de amistades o mejor aún: “nuestra experiencia interna en relación a lo que nos rodea”.

El valor de contemplar otros puntos de vistas…

«Si se estima como válido que “atraemos lo que somos” (en forma de ideas o personas afines a uno mismo) podemos seguir siendo coherentes sin motivo para desacreditar a lo otro o al otro, permitiendo que coexista un debate sin censura y abriéndose a otras formas de ver, comprender o interpretar la realidad».

En lo relativo a cómo percibimos el mundo que nos rodea, puede que responda al tipo mental, provista de raciocinio; en tanto que en otras tantas ocasiones puede resultar física, emocional o espiritual, quedando nuestra forma de percibir fragmenta o preferiblemente alineada, —conduciendo de forma favorable ésta última, a integrar experiencias y en consecuencia: “ampliar nuestras conciencias”.

A decir verdad, ser afín a algo o a alguien, no otorga el permiso a vetar una opinión diferente a cada cual, ni menos aún, a quitarle la vida por pensar de forma diferente a nosotros. Es una cuestión de convivencia y de tolerancia.

De alguna manera: «’entregándose a la totalidad’, respetando la pluralidad sin perder de vista matices y el abanico de posibles manifestaciones, ‘nos proveemos en universalidad’».

De esta forma y predispuestos a abrirnos: “todo puede significar un potencial latente de experiencia que aún no hayamos vivenciado o compartido”. Existen también experiencias vividas en el pasado, quizás en edades tempranas, y que aunque fueran gratificantes, las acabamos abandonado. Son del tipo que no pudimos desarrollar pero que quizás puedan retomarse en cualquier momento si así se reconsideraran.

¿Cómo reciclarse?

« ¡Permítete redescubrir o reconocer otras facetas de ti! ¡Deja que vivan! ¡No las desestimes! …que acaso pueden resultar una alternativa válida o complementaria a cada cual en cada etapa de la vida. —O así sugeriría»´

Tantos caminos trazados como humanos.

Tantos caminos trazados como humanos.

En el sistema de creencias que hemos construido desde muy temprana edad y sobre una base creada en los primeros ciclos de la vida, reside todo aquello que nos inculcaron en otros tiempos del pasado paralelo a la historia colectiva, —comenzando por nuestros círculos familiares y amistosos, o bien, los aprendizajes procedentes de todo lo que nos ofrecía y exploramos en nuestro entorno local, educativo y cultural; determinando en parte, nuestro libre albedrío. Así nos reconocemos como pertenecientes a la década en que nacimos, sea de los 50 ó 90 y quizás al nuevo siglo XXI.

Universal y la Universidad de la vida…

« ¿Cómo gestionamos tantos cambios vertiginosos? Y por otro lado: ¿Qué hubiera sido de nuestra vida si hubiéramos nacido en otro país versus los talentos innatos que traemos con nosotros mismos a esta existencia? —Quizás interiorizando y escuchándonos encontremos respuestas. El significado del término ‘Universal’ puede resultar revelador».

No es casual que ‘Uni-versal’ (el punto donde todo se une y gira) guarde una misma etimología con ‘Uni-versidad’ (los puntos de unión para estudios avanzados). Procedente de Unus (uno), (unicidad), expresando la idea de unificado, sin dividir y sin igual.

Concluiría con Ortega y Gasset, “Si la física es todo lo que se puede medir, la Filosofía es todo lo que se puede decir del Universo”.

Continuará… Tan Similares y Diferentes como Universales (II).

Fotografías: Arek Janaper.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*