San Isidro Labrador, un santo mozárabe.

Elvira Q.

San-Isidro-385x500El documento más antiguo y prácticamente el único próximo al periodo sobre la vida de San Isidro es el denominado Códice de Juan Diácono, un texto anónimo de 25 hojas de pergamino agrupadas en tres cuadernos escritos en latín medieval que narran una relación de milagros recopilados “a mayor gloria de San Isidro”. Datado posiblemente en 1275, se trata de un documento vertebrado por los relatos orales de testigos contemporáneos al cronista.

Como suele ocurrir con todos los santos medievales, el mito y la realidad confluyen en su biografía sin que sea posible saber dónde empieza uno y donde acaba otro. Nació Isidro de Merlo y Quintana en el Mayrit musulmánen torno al año 1082,según los testimonios, la infancia de San Isidro transcurrió en los arrabales, en una humilde casa cercana a la iglesia de San Andrés, en lo que hoy es el céntrico Barrio de La Latina, poco antes de que el territorio madrileño pasara a manos cristianas. Siguiendo la estela de los visigodos, los musulmanes establecieron un asentamiento fijo en el centro de la meseta debido a su abundancia de agua y de otros recursos. Es por ello paradójico que la ciudad del agua, conocida desde los tiempos de los visigodos por el enorme acuífero que atraviesa el subsuelo madrileño, diera luz al santo labriego que tantos milagros realizó vinculados al líquido elemento.

Los padres de Isidro, Pedro e Inés, cristianos mozárabes,llamaron así a su hijo probablemente en honor de San Isidoro, el emblemático Arzobispo de Sevilla de la época visigoda.

SantaMaradelaCabezaySanIsidroMadrid_Entonces Madrid era una modesta Villa, su inestabilidad militar, pues seguía siendo un objetivo recurrente de los musulmanes, al ser conquistada por los almorávides obligó a la familia del santo a trasladarse. Isidro, cuyo primer oficio habría sido el de pocero, al llegar a la localidad madrileña de Torrelaguna comenzó a ganarse la vida como labrador. Era un hombre humilde y sencillo, de gran corazón, que enamoró a María Toribia, con la que se desposó. Ella, también canonizada, es conocida con el nombre de santa María de la Cabeza.

En 1085, Mayrit pasó de ser parte de la taifa de Toledo a ser dominio de Alfonso VI, Rey de León, Galicia y Castilla. Esta expansión territorial fue cubierta sobre todo con poblaciones de colonos labradores, ganaderos y artesanos de origen visigodo y bereber, los denominados mozárabes. Tradicionalmente, se ha considerado que San Isidro fue uno de esos colonos mozárabes, nombre por el que era conocida la población cristiana de origen hispano-visigodo residentes en el territorio musulmán de al-Ándalus, que suponía casi la mitad de la población en el siglo XI.

Después de pasar por Caraquiz y Talamanca, con la llegada de los cristianos, la pareja se asentó en Madrid y comenzó a trabajar en calidad de arrendamiento las tierras de Juan de Vargas, especie de terrateniente, dueño de hectáreas extendidas por las riberas del Manzanares así como por barrios y aledaños de la ciudad, como los Carabancheles Alto y Bajo, Getafe, Jarama… , aunque nunca se ha podido encontrar ninguna prueba documental fiable que respalde la vinculación de esta familia noble con la del santo.

En su edad adulta, Isidro aparece en el códice como un humilde siervo, laico, labrador incansable, casado, padre preocupado y que trabajaba en campos ajenos.

“Isidro no abría pozo del que no manase abundante caudal, aun tratándose de tierras secas”, afirma el códice, sobre el tipo de milagro más abundante de entre los 400 que se le achacan: encontrar agua incluso en las zonas más angostas. Como prueba de ello, hizo brotar un manantial de un campo seco con solo un golpe de báculo, abasteciendo a Madrid en un año de sequía. Otros milagros reseñables del hombre nacido en la «Matriz de aguas» (Madrid) también tuvieron al líquido elemento por protagonista.

san-isidro-labradorEn casa de Vargas nacería Illán, hijo de Isidro y de María. El niño era muy pequeño cuando en un descuido se cayó al pozo. Conocedor del hecho su padre, al regresar de su trabajo suplicó a la Virgen de la Almudena su mediación. Entonces el agua subió llegando a rebasar el borde del pozo lo que permitió extraer a Illán sin rasguño alguno.

En su relación con la divinidad, Isidro Labrador fue un santo zahorí, pocero y hacedor de lluvias al que se le achacan más de 400 milagros, aunque el Códice de San Isidro solo describe cinco de ellos. Pese a que no fue beatificado hasta el siglo XVII, no cabe duda del fervor popular que siempre arrastró este labriego mozárabe, personaje destacado en su tiempo, el Madrid de influencia musulmana del siglo XI. Así, en un tiempo repleto de santos procedentes del clero y la nobleza, emergió la excepcional figura de un laico de orígenes humildes casado con una mujer que también llegaría a santa.

 Su camino hacia la santidad lo efectuó desde el anonimato y la sencillez de una vida, rubricada por la honestidad en cada uno de sus actos: responsabilidad en el hogar y en el trabajo, abnegación con todos… Un sentimiento hondo de gratitud y paz en medio de su humilde tarea. Su conducta quedaba realzada en medio de una sociedad dada a vivir con largueza, sumida en ciertas costumbres alejadas del Evangelio. Los gestos del santo denunciaban vicios que dominaban a la clase civil y eclesiástica.

Gregorio XV dijo de él: “nunca salió para su trabajo sin antes oír, muy de madrugada, la Santa Misa y encomendarse a Dios y a su Madre Santísima”. Su fe era tanta que alguna vez, según narra la tradición popular, los ángeles acudieron a reemplazarle en su tarea, arando las tierras para que pudiera asistir tranquilo a misa sin faltar a su trabajo. El hecho, que forma parte de su proceso de canonización, fue contemplado por un atónito Juan de Vargas que acudió a comprobar su rendimiento laboral ante alguna denuncia que debió llegar a sus oídos en contra de Isidro. Este milagro ha sido recogido por la iconografía; es, por ello, uno de los más conocidos que se le atribuyen al santo. Otros prodigios los compartió con su santa esposa, como cruzar el río Jarama sobre una mantilla.

San IsidroMurió en Madrid el 15 de mayo de 1130. Fue sepultado en el cementerio de San Andrés, de cuya parroquia era diácono Juan, redactor de su vida. A través de una revelación divina en 1212 se descubrieron sus restos, constatándose que su cuerpo estaba incorrupto. Fue entonces cuando se aprobó su Patronazgo sobre la Villa y Corte de Madrid. En la actualidad, los restos del santo residen en el retablo central de la colegiata de San Isidro.

Uno de sus milagros póstumos más famosos fue el de guiar, junto a otros santos, a las tropas castellanas en la victoria de las Navas de Tolosa contra el ejército almohade. Por ello, el Rey Alfonso VIII levantó una capilla en su honor en la iglesia de San Andrés y colocó su cuerpo incorrupto en la llamada “arca mosaica”. Desde entonces, el fervor del pueblo por el milagroso pocero no dejó de aumentar y su vida fue difundida de forma oral hasta que Felipe II trasladó la capital del reino a Madrid, quien, como otros muchos miembros de la Familia Real española, recurrió en varias ocasiones a las aguas del santo madrileño en busca de la curación de sus enfermedades, ante su insistencia, las autoridades eclesiásticas plantearon la posibilidad de canonizar a Isidro Labrador. Finalmente, fue beatificado por Pablo V en 1619 y canonizado por Gregorio XV en 1622, aquel día se encumbraba a los altares a un humilde campesino junto a grandes figuras de la Iglesia: Ignacio de Loyola, Francisco Javier, Teresa de Jesús y Felipe Neri, pero hubo que esperar al 4 de junio de 1724 fecha en la que Benedicto XIII expidió la bula de canonización.El 16 de diciembre de 1960 Juan XXIII declaró a Isidro patrón de los agricultores y campesinos españoles.

Calle_de_San_Isidro_Labrador_Madrid-e1368606413221Lejos de lo que se pudiera imaginar a simple vista, la historia de San Isidro se sale de lo común en el santoral de España. En un tiempo durante el cual la mayoría de santos respondían al perfil de eclesiásticos y hombres de familia noble, el relato de un hombre laico y casado, de origen popular, que alcanza la santidad a través de milagros de naturaleza agrícola ha llamado enormemente la atención de historiadores y estudiosos de los mitos, hasta el punto de identificar en él elementos más propios de la religión musulmana que del cristianismo. Por las crónicas que reconstruyen su juventud, se detecta una mezcla de modelos de santidad islámica y cristiana en San Isidro, quien realiza milagros de carácter conciliatorio entre las dos religiones y promulga valores como el matrimonio y el trabajo esforzado, alejados de la virtud esperada en los santos cristianos de finales del siglo XI y principios del XII.

En sus estudios sobre la biografía del santo madrileño, la historiadora Matilde Fernández Montes traza un paralelismo con la figura islámica del wali, ‘el protector’ o ‘el ayudante’, una clase de santo musulmán muy popular, entre los cuales abundaron los esclavos, los hombres de campo, los analfabetos y en general los marginados que conseguían llegar a ser venerables ascetas y a ejercer sus virtudes religiosas incluso estando casados. Según estas teorías, la historia de San Isidro pudo ser la de un santón musulmán de origen bereber, el cual vivió en un periodo previo a la llegada de los cristianos a Mayrit, que fue asumida y adaptada por los cristianos tras el cambio de Rey y religión en estas tierras.

 

6 Comments en San Isidro Labrador, un santo mozárabe.

  1. very nice post, i certainly love this website, keep on it

  2. An interesting discussion is worth comment. I think that you should write more on this topic, it might not be a taboo subject but generally people are not enough to speak on such topics. To the next. Cheers

  3. Many can bear adversity but few contempt.

  4. Aw, this was a really nice post. In idea I would like to put in writing like this additionally – taking time and actual effort to make a very good article… but what can I say… I procrastinate alot and by no means seem to get something done.

  5. Great post . . . I was just searching for something TOTALLY unrelated and came across this page. Definitely like the site and added it to my feedly to follow!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*