Restauración en directo de un cuadro de Carpaccio

 Carmen de Lucas Vallejo.

En directo, desde la sala 11 del Museo Thyssen-Bornemisza, restauración y estudio técnico de ‘Joven caballero en un paisaje’ (h.1505), de Vittore Carpaccio

RestauracionDesde hoy, 30 de enero de 2020, los visitantes del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza pueden seguir de cerca el proceso de restauración de una de las obras más emblemáticas de su colección permanente: Joven caballero en un paisaje (h.1505) de Vittore Carpaccio, que se va a llevar a cabo en directo, en una instalación especial ubicada en la sala 11. Es la segunda ocasión en la que se realiza este tipo de intervención delante de los visitantes; la primera fue la restauración de El Paraíso de Tintoretto, que tuvo lugar en el hall de entrada en 2012.

De san Eustaquio al capitán Marco Gabriel, de una familia patricia veneciana, pasando por Antonio de Montefeltro, Francesco Maria della Rovere, tercer duque de Urbino, Fernando II de Aragón o algún caballero de la orden del Armiño. Son muchas, pero todavía ninguna confirmada, las tesis sobre la posible identidad del protagonista de este magnífico cuadro, pintado hacia 1505 por el artista veneciano Vittore Carpaccio (1460/66 – 1525/26) y adquirido por el barón Heinrich Thyssen-Bornemisza para su colección en 1935.

Restauracion1El lienzo está firmado y fechado en la cartela que aparece a la derecha, pero en el siglo pasado estuvo atribuido a Durero, debido a que en la superficie figuraba un falso monograma del artista alemán. Fue en una limpieza realizada en 1958 cuando, bajo antiguos repintes, se descubrió la cartela con la firma y otra en el lado opuesto con la inscripción ‘Malo mori quam foedari’ (Antes morir que ser deshonrado).

Una restauración en directo

Restauracion2El estudio técnico y análisis de materiales previo a cualquier intervención está en marcha desde hace unas semanas. Se han realizado las correspondientes fotografías infrarrojas, ultravioleta y radiografías, así como toma de micromuestras para proceder a su análisis en el laboratorio. Los resultados que se obtengan permitirán determinar el método más adecuado para acometer la limpieza de antiguos barnices y repintes y la consolidación de la pintura. El objetivo es recuperar los matices y la gama cromática original y conocer con detalle la técnica y los materiales empleados por el pintor, posibles rectificaciones llevadas a cabo por el artista y acercarnos al proceso creativo de la pintura.

Se trata de un trabajo sin duda muy complejo debido, por un lado, a las vicisitudes sufridas por el cuadro, intervenido a lo largo del tiempo en numerosas ocasiones; por otro, a la extraordinariamente fina capa de pintura conservada, lo que dificulta más el proceso; y también, por las características del propio cuadro: por su tamaño (218 x 151,5 cm) y, sobre todo, por la enorme variedad de elementos y detalles que integran muy especialmente el paisaje, con un rico colorido y multitud de animales y plantas. La obra está además reentelada en época antigua y, probablemente, ha sufrido algún tipo de modificación en sus dimensiones. Para proceder de forma más sistemática, la intervención se va a llevar a cabo por áreas y, a lo largo de todo el proceso, se realizará un riguroso  protocolo  de seguridad para ir analizando en cada fase y en cada zona del cuadro los resultados de la intervención y la toma de decisiones para continuar con la misma.

Restauracion3Así pues, es difícil prever la fecha de término de su restauración, pero se calcula que puede durar cerca de un año. Una vez finalizada, en marzo de 2021, el cuadro saldrá por primera vez del museo para formar parte de una gran retrospectiva dedicada a su autor en la National Gallery de Washington, la primera exposición dedicada al artista veneciano en Estados Unidos, coproducida con el Palazzo Ducale de Venecia.

Restauracion4Antes de viajar, se realizará una instalación especial para mostrar los resultados de las investigaciones y el cuadro restaurado. Mientras tanto, los visitantes del museo tienen la oportunidad de ser testigos de la evolución de todo el proceso, observando in situ a los restauradores y conociendo los avances y hallazgos realizados a través de un video que se irá actualizando con nuevos contenidos e imágenes conforme progrese el trabajo, en la propia sala y en la web del museo.

Imágenes: © Hélène Desplechin

Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. Paseo del Prado, 8. Madrid.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*