Olas enamoradas

Emilio Puente Segura.

file9511302637734

Las olas,

pasan las horas acompañadas del mar.

Se escapan hacia la orilla,

para comprobar si está

el joven de tez morena

que las llegó a enamorar.

Se visten de espuma blanca,

con íntimas transparencias,

ondulando sus cabellos cuando intuyen su presencia.

Las olas,

cuando están solas,

sin que las escuche el mar,

se lo cuentan a la luna.

La luna,

sabe escuchar.

Las estrellas son millones…, ¡cuchichean sin parar!

Piden su espejo a la luna,

se dan rímel de cristal,

collares de aguamarina…

humm…

¡Que no quedan nada mal!

Las olas,

lucen preciosas.

Se pone celoso el mar…,

éste,

las ata a las rocas con maromas de coral.

La luna,

su confidente,

desafiando a Neptuno,

le ha robado su tridente para deshacer los nudos.

Se deslizan a la orilla,

el corazón palpitante.

Se sonrojan sus mejillas al ver al joven amante.

Con timidez,

en silencio,

traviesas y con apuro,

acarician y se abrazan a sus tobillos desnudos.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*