Museo de San Isidro. Los Orígenes de Madrid 

Elvira Q.

20El Museo ocupa el solar del palacio de los condes de Paredes y ha recibido diferentes denominaciones de acuerdo con sus sucesivos propietarios, aunque se le conoce popularmente como Casa de San Isidro porque según la tradición fue la casa de los Vargas, amos de San Isidro, y en ésta vivió y murió el Santo. El edificio fue construido durante la primera mitad del siglo XVI por la familia de los Lujanes, cuyo escudo puede aún verse en los capiteles del patio. Con el traslado de la corte a Madrid fue destinado a alojar al Nuncio hasta mediados del siglo XVII, por ser uno de los palacios más importantes de la Villa. Desde esta fecha hasta mediados del siglo XIX sus propietarios fueron los condes de Paredes, siendo esta etapa la más activa y relevante en cuanto a la edificación de la capilla dedicada al Santo y sus posteriores reformas. Tras un largo periodo de decadencia y deterioro, el conjunto fue demolido casi en su totalidad en 1974, y reconstruido, previa excavación arqueológica.

En el nuevo edificio, dotado de las infraestructuras necesarias para acoger los servicios del Museo, han quedado integrados todos los elementos originales conservados: la Capilla de los siglos XVII y XVIII, el Pozo del Milagro y el patio renacentista del siglo XVI.

La exposición permanente se organiza  en tres ámbitos: Antes de Madrid, Mayrit: Madrid y San Isidro y la reforma realizada ha afectado especialmente a los dos primeros. 

FotoSanIsidroSe ha mejorado notablemente la exposición en diferentes aspectos: es más claro el discurso expositivo; se han completado períodos de la historia madrileña que estaban poco tratados; la incorporación de nuevos yacimientos actualiza la visión y el conocimiento de la arqueología en el territorio madrileño; los recursos utilizados, especialmente las nuevas tecnologías, apoyan y permiten una mejor comprensión de los contenidos; las grandes vitrinas aseguran la conservación de las colecciones y contribuyen a la correcta visión de las mismas y el diseño en conjunto se ha integrado en la propia arquitectura del edificio, en sus tres estructuras parabólicas, convirtiéndose en el propio contenedor de las diferentes zonas.

Patio Renacentista

Patio Renacentista

Este espacio museográfico propone un viaje por la historia de la ciudad de Madrid desde la Prehistoria hasta el establecimiento de la Corte, a través de distintas salas como la de San Isidro, el Patio Renacentista, el Jardín Arqueobotánico o el Almacén Visitable.

 

Fuente de Cibeles

Fuente de Cibeles

La exposición permanente, de la que se presenta una cuidada selección en la muestra Orígenes de Madrid, está dedicada a la arqueología madrileña y a la historia de la ciudad desde la Prehistoria hasta el traslado de la Corte en 1561, por Felipe II. Destacan en el conjunto las valiosas colecciones procedentes del desaparecido Instituto Arqueológico y del Museo Municipal, que resumen más de cien años de arqueología madrileña. Asimismo, en el almacén visitable, se muestra una selección más amplia de piezas, y en el jardín arqueobotánico, situado junto al ábside de la Capilla del Obispo, se recogen los datos sobre las especies cultivadas en la ciudad, en el pasado.

Pozo del milagro

Pozo del milagro

La exposición permanente del museo recorre a través de una selección de piezas los orígenes y el desarrollo de la villa de Madrid hasta el establecimiento de la Corte. 

En primer lugar, hay una zona dedicada a los primeros habitantes del valle. En esta parte se presentan restos de 500.000 hasta 15.000 años de antigüedad. En este apartado se incluyen las herramientas utilizadas para trabajar y cazar. Destacan los restos encontrados en el yacimiento de San Isidro.

Vasija de una tumba del poblado de La Fábrica (Getafe)

Vasija de una tumba del poblado de La Fábrica (Getafe)

El segundo apartado se centra en el desarrollo de las sociedades agrarias. El avance en el control de medio natural originó hace 7.400 años un proceso de sedentarización ligado a la domesticación de animales y a la aparición de la agricultura. En esta sala se muestran los avances tecnológicos logrados con el descubrimiento de la cerámica, lo que supuso un cambio sustancial en la dieta alimenticia, la aparición de la metalurgia, la vida en los poblados y la compleja organización social y de creencias religiosas manifestadas en los rituales funerarios. Destacan los restos de un poblado de la Edad del Bronce que estaba situado en los terrenos del hospital 12 de Octubre y los ricos ajuares funerarios.

El tercer apartado recoge el Madrid romano y el fin de la Antigüedad. Se exponen aquí los restos de la villa romana de Villaverde Bajo en la que se alcanzó un grado de refinamiento notable a juzgar por los mosaicos y pinturas, las esculturas y los delicados vidrios. Igualmente se exhiben restos de un cementerio visigodo que ilustran la aportación que estos nuevos habitantes, llegados en escaso número y que reocuparon algunos de los antiguos asentamientos romanos.

Ataifor (fuente) con la inscripción en árabe: “El poder”. Cuesta de la Vega. Época islámica. Siglos X-XI

Ataifor (fuente) con la inscripción en árabe: “El poder”. Cuesta de la Vega. Época islámica. Siglos X-XI

La última sala se centra en la fundación de Madrid en el siglo IX por los musulmanes, el desarrollo de la ciudad durante la Edad Media que fue rodeada por sucesivas murallas islámicas y cristianas y el gran crecimiento que experimentó la villa desde la instalación de la Corte en ella que la convirtió en capital de un imperio universal. Destacan las magníficas piezas de alfarería islámicas, piezas cristianas y restos del antiguo alcázar.

Además cuenta con un almacén visitable en el que se exponen una gran cantidad de restos arqueológicos y paleontológicos hallados en yacimientos de Madrid.

El día de San Isidro, lunes 15 de mayo, el museo permanecerá abierto de 10 a 20 horas y abrirá todas las salas de su exposición permanente, Orígenes: Un viaje al pasado de Madrid, y el Almacén Visitable. Especialmente de interés en la festividad del patrón de Madrid pueden ser los espacios dedicados a él y a su mujer, Santa María de la Cabeza: la Capilla con frescos de Zacarías González Velázquez, de 1789, el pozo del milagro y el patio renacentista.

Frescos. Zacarías González Velázquez

Frescos. Zacarías González Velázquez

 

Con motivo del Día Internacional de los Museos 2017, bajo el lema “Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en los museos”, que se celebra en todo el mundo el día 18 de mayo, en el Museo de San Isidro tendrán lugar las siguientes actividades:

 

18 de mayo de 17:30 a 19:30 horas: Exhibición de Arqueología experimental, lítica. Dramatizaciones en sala.

20 de mayo de 17:30 a 19:30 horas: Exhibición de Arqueología experimental, cerámica. Dramatizaciones en sala. 

La entrada es libre hasta completar aforo.

Museo de San Isidro. Los orígenes de Madrid. Plaza de San Andrés, 1. Madrid. Acceso gratuito.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*