Mozart y Salieri

Carmen de Lucas Vallejo.

La rivalidad mortal entre Salieri y Mozart está grabada a fuego en el imaginario colectivo gracias al poder del cine. Que la investigación musicológica la desmintiera no ha impedido el establecimiento de esta leyenda alimentada en su Mozart y Salieri (1830) por Aleksandr Pushkin, padre de la literatura rusa moderna. Años más tarde, esta obra teatral breve, particularmente seductora en el contexto del Romanticismo, sirvió a Nikolái Rimski-Kórsakov para componer su ópera homónima. El triunfo del arte sobre la moral y el poder creativo de la envidia son los grandes temas de esta ópera de pequeñas dimensiones.

1459778552-salieri_mozart_ticketsEl programa Teatro Musical de Cámara, iniciado en 2014 por la Fundación Juan March, se centra en obras concebidas para espacios pequeños con un número reducido de intérpretes y tradicionalmente excluidas de los teatros de ópera convencionales y en coproducción con el Teatro de la Zarzuela, Mozart y Salieri es la séptima edición en este formato.

Esta ópera de cámara, compuesta por Nikolái Rimski-Kórsakov en 1897 y estrenada en Moscú un año más tarde, toma el libreto de una de las “pequeñas tragedias” de Aleksandr Pushkin (1799-1837), considerado el padre de la literatura rusa moderna, quien había publicado Mozart y Salieri en 1832.

untitledEl argumento se basa en la leyenda que acusa a Salieri de haber asesinado a Mozart. La envidia, su poder a la vez creativo y destructivo, es el tema central de su obra, que desde entonces ha alimentado el mito de un Salieri a la vez asesino y atormentado. Pese a haber sido desmentido por la investigación musicológica, este mito no ha perdido vigencia. Buena prueba de ello es el éxito de la película Amadeus (1984) de Miloš Forman, basada en este mismo tema.

Antonio Salieri (1750-1825) fue un compositor italiano asentado en Viena. Con grandes éxitos operísticos, trabajó al servicio de la Corte Imperial y fue profesor de Beethoven, Schubert, e incluso del hijo menor de Mozart. Salieri y Mozart coincidieron en numerosas ocasiones, sin que existiera entre ellos más rivalidad que la estrictamente profesional.

Nikolái Rimski-Kórsakov (18441904) fue uno de los exponentes más destacados del nacionalismo musical ruso. Miembro del Grupo de los Cinco, defendía una música genuinamente rusa, que no imitara los estilos europeos. Su producción operística alcanza la veintena de títulos. Utilizó un tipo de recitativo derivado de la rítmica y la acentuación propias del idioma ruso, así, trataba de responder a las críticas de quienes le acusaban de haberse alejado de los ideales nacionalistas.

Para dotar de mayor realismo a esta ópera, Rimski-Kórsakov incluyó citas de obras de Mozart: Don Giovanni, Le nozze di Figaro y el Réquiem. Además, en algunos pasajes imita el estilo de Mozart y lo contrapone con el que se asocia a Salieri, más anticuado y sombrío.

La puesta en escena de esta producción propone un viaje desde la noche en la que Salieri decide envenenar a Mozart, hasta un tiempo posterior, en el que se plantea la duda de si Salieri ha cometido el asesinato. Este montaje emplea la videocreación como recurso creativo en diálogo con los cantantes. Esto ayuda a situar la acción en distintos momentos temporales, al tiempo que presenta al espectador el mundo interior de los personajes.

 

Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. Sábado, 29 de abril 12:00h. Acceso gratuito hasta completar el aforo.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*