MISTAKES, de Joluvian

Hugo Martínez-Burgos.

Pinto para explicar esa óptica cuadriculada en la que vivimos, que nos ciega hasta creer que una etiqueta nos dará el descanso eterno.

MistakesLa esperada exposición en solitario de uno de los grandes del diseño y el lettering en toda Latinoamérica, llega a Hopper Madrid. Una colección de lienzos en los que vuelca toda su experiencia, y al mismo tiempo una de sus facetas artísticas más desconocidas y personales.

Mistakes1Una manifestación visual de mi búsqueda interna.
Pinto para entrar y salir de mis emociones.
Comenzó como una búsqueda. Hurgando quién era en ese momento a través de los colores. Pintura acrílica con paleta, aprendí a usarlas y me enfrenté a un mundo desconocido. Y empleándolas, la geometría y la insinuación figurativa me sirvieron como recursos.
Después fue evolucionando.
Capa sobre capa hasta conseguir el equilibrio. Error tras error para aprender, entrar y salir del proceso. Y de mí mismo.
Me dediqué a mirar mis referencias, esas que todos tenemos. Pintar a la gente que conozco o que me ha inspirado, sobre todo en los últimos 5 años, me ayudó a mirarme. A entrar en contacto con quién era y en quien me iba convirtiendo. A mirarlos y mirarme para encontrar.
Entonces se convirtió en un acto natural.
Pinto como ejercicio de introspección, como práctica de crecimiento y sanación. Pinto para explicar esa óptica cuadriculada en la que vivimos, que nos ciega hasta creer que una etiqueta nos dará el descanso eterno.
Pinto para demostrarme que puedo. Para cometer mistakes y solucionarlos. Esta es mi obra, una geometría flexiblemente figurativa. Un viaje a mi intimidad.

Mistakes2 Joluvian (joluvian.com) estudió diseño gráfico en Mérida (Venezuela), y trabajó durante muchos años como director de arte en la misma ciudad, luego lo hizo Caracas y México. En 2009 decidió marcharse a vivir a España, donde hizo un master en 3D y posgrados en ilustración, al tiempo que empezó a realizar cursos de caligrafía, lettering y pintura.

Mistakes3Ha estudiado, y sigue haciéndolo, en España e Italia con grandes del sector, aunque siempre tuvo un talento innato para el trazo y el dibujo. “Cuando tenía 8 años mis padres me inscribieron en un curso de dibujo y pintura porque veían que tenía aptitudes, y siempre me fijaba en las portadas que nos hacía mi papá en los cuadernos del colegio porque tenía una letra muy bonita y estilizada. Después, cuando entré a estudiar diseño me fui olvidando del trabajo manual en la medida que usaba más el ordenador, hasta que incursioné en la caligrafía y el dibujo.”

En estos últimos años ha investigado nuevas formas de expresión artística, retomando la pintura en lienzos y murales, y aplicando todo el conocimiento adquirido junto a sus propias inquietudes en la búsqueda de un propio lenguaje artístico.

Hopper Madrid. Cava Baja, 40. Madrid. Del 4 al 30 de noviembre de 2019.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*