Los orígenes del canto popular. Guitarra preflamenca.

Petra Arévalo.

¿Es posible narrar la historia de una música, como la popular, transmitida oralmente? A juzgar por la visión más extendida, se diría que no. Frente a las narraciones que explican el desarrollo y la evolución de la música escrita, las tradiciones orales son descritas como un ente estático e inmutable, cuyos cambios difícilmente pueden documentarse. Este ciclo, sin embargo, rastrea los orígenes de estilos populares como el flamenco, el fado y otras músicas urbanas y rurales, y los vincula con géneros clásicos de distintas cronologías para mostrar las raíces comunes de muchos de ellos.

CantoLos orígenes del flamenco son mestizos. La confluencia de elementos moriscos, judíos, gitanos y castellanos en la mitad sur de la península está en la base de este estilo de música y danza. Sin embargo, el flamenco solo llegaría a adquirir su actual idiosincrasia entrado el siglo XIX, en los entornos urbanos de Andalucía, y en paralelo a las profundas transformaciones sociales que estaban teniendo lugar en aquel momento. Los orígenes de la guitarra flamenca deben rastrearse en el siglo XVIII, en paralelo al desarrollo adquirido por este instrumento en la música académica. Uno de los precursores de la guitarra flamenca cuyo toque es posible documentar es el granadino Francisco Rodríguez Murciano, admirado por músicos como Glinka. Carente de formación académica, las improvisaciones de “El Murciano” fueron transcritas por uno de sus hijos e incluyen esta Malagueña, en la que una melodía desplegada en los graves se presenta como una reminiscencia del cante y es coloreada con etéreos punteos. Entre estos precursores también se sitúan Trinidad Huerta (que triunfó en los escenarios de París, Estados Unidos, Malta, Londres y Egipto, entre otros lugares) y Julián Arcas, que se formó con su padre y con José Asencio, a su vez discípulo de Dionisio Aguado. Estos dos guitarristas, como también Juan Parga, combinaron una técnica virtuosística −que se manifiesta en veloces punteos y que pertenece a la tradición académica− con ritmos y procedimientos como el rasgueo, propios de la tradición popular.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa guitarra flamenca quedará asentada en la primera mitad del siglo XX, con maestros como Ramón Montoya o Sabicas. De formación popular y autodidacta, estos guitarristas otorgaron a su instrumento un papel protagonista en el contexto del flamenco (hasta entonces había estado subordinada al cante y al baile) y contribuyeron a su internacionalización. El nuevo idioma inaugurado por estos guitarristas será afirmado por la siguiente generación, a la que pertenecen músicos como Mario Escudero, Paco de Lucía o Niño Ricardo.

PROGRAMA

Alfredo Mesa, guitarra

Juan Parga (1843-1899). Seguidillas gitanas

Julián Arcas Lacal (1832-1882). Soleá

Trinidad Huerta (1800-1874). Jaleo de Cádiz

“El Murciano” (1795-1848). Malagueña

Julián Arcas Lacal Jaleo por Punto de Fandango, Juguetes de la Rosa

Juan Parga. Polo gitano, Panaderos, Petenera

Ramón Montoya (1880-1949). Rondeña

“Niño Ricardo” (1904-1972). Gitanería Arabesca “Zambra”

Mario Escudero (1928-2004). Repiqueteos Flamencos “Zapateado”

Sabicas (1912-1990). Granadina, Campiña andaluza, “Alegrías”

INTÉRPRETE

Alfredo Mesa comenzó su andadura en el mundo de la guitarra con seis años, con maestros como Rafael de la Rosa, José Carlos Zárate, Juan Fernández, Manuel Heredia, Carlos Pacheco, Niño de la Pura, Manolo Franco y Miguel Ochando. Asimismo, ha realizado cursos de especialización y perfeccionamiento con Manolo Sanlúcar, José Antonio Rodríguez, José Lluis Rodríguez, Juan Manuel Cañizares y José Luis Montón.

Formó parte del grupo de folclore granadino Arboreá, con el que actuó dentro y fuera de España. Desde 2005 ha participado en diversas grabaciones y participado en espectáculos como Imaginaria, Malditos, De cobre y lunares o Pa’atrás (para los que compuso la música). Ha colaborado con artistas de diversas tradiciones musicales (desde el flamenco hasta la música sudanesa, pasando por la danza) y ha actuado en Europa, África, América y Asia. En la actualidad es director musical del espectáculo Maestros de Silvia Lozano, profesor en el Conservatorio Profesional de Córdoba Andrés Segovia y está preparando la publicación de un método de guitarra flamenca para niños. En 2016 presentó su primer disco en solitario: Guitarra PreFlamenca.

Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. 2 junio 2018 a las 12:00 h. Entrada gratuita.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*