Los dos ciegos y Une éducation manquée

Carmen de Lucas Vallejo.

images2 El título doble Los dos ciegos – Une éducation manquée es la tercera producción de la serie Teatro Musical de Cámara de la Fundación Juan March. Este formato, inaugurado en 2014 con la producción de Cendrillon de Pauline Viardot, quiere dar visibilidad a un importante corpus teatral que, por sus características (obras de pequeño formato en las que interviene un reducido número de intérpretes), no suele tener cabida en los teatros de ópera convencionales. Estas mismas características lo hacen particularmente apropiado para una sala de cámara como el salón de actos de la Fundación. Además, contribuye a potenciar la difusión del repertorio teatral español en sintonía con los objetivos desarrollados por la Biblioteca Española de Música y Teatro Contemporáneos, creada por la propia Fundación en 1977.

Con estas dos obras, la Fundación y el Teatro de la Zarzuela realizan su segunda coproducción, continuando la línea de trabajo que se inició este mismo año con la recuperación de Fantochines de Conrado del Campo.

Esta producción pone en escena Los dos ciegos, un entremés cómico compuesto por Francisco Asenjo Barbieri en 1855 sobre un libreto de Luis de Olona que, a su vez, surge como una adaptación al contexto español de Les deux aveugles, una bouffonerie de Jules Moinaux con música de Offenbach que se había estrenado en París ese mismo año. A pesar de su tibia acogida inicial, Los dos ciegos acabaría por convertirse en uno de los emblemas del teatro por horas, un modelo de programación teatral que despuntó en Madrid en el último tercio del siglo XIX. Al mismo tiempo se recupera la versión original, concebida para canto y piano, de la opereta en un acto Une éducation manquée de Emmanuel Chabrier con libreto de Eugène Leterrier y Albert Vanloo. El estreno de esta obra tuvo lugar en París en 1879, y contó con la participación del compositor interpretando la parte pianística. Con posterioridad Chabrier creó una versión orquestal de la obra, que quedó sin estrenar hasta 1913.

El desarrollo de los géneros cómicos de teatro musical culminó, en el último tercio del siglo XIX, con el triunfo del teatro por horas, un modelo de programación consistente en la representación de una serie de piezas de pequeño formato. Se considera que este sistema teatral se inauguró con Los dos ciegos, un entremés de Barbieri basado en una opereta de Offenbach de la que, incluso, reaprovecha uno de los números musicales. La opereta francesa fue motivo de inspiración para libretistas y compositores, que adaptaron numerosas obras al contexto español. Por ello, tiene particular sentido que el entremés de Barbieri se represente junto con la opereta de Chabrier.

imagesLos dos ciegos (1855) de Barbieri narra la cómica vida de dos pícaros que, fingiendo ser ciegos, compiten por las limosnas de los viandantes. La veterana pareja de músicos ambulantes desciende directamente de la rica tradición de la picaresca española inaugurada en el Siglo de Oro. Una tradición rebosante de humor y de ironía en su afilada visión de una sociedad repleta de ingeniosos supervivientes y pícaros impostores, entre cuyos tipos característicos abundan, además, los personajes ciegos. Ciego era el primer amo y maestro del Lazarillo de Tormes; ciegos y tinieblas poblarán, más tarde, las pinturas y los grabados de Francisco de Goya; y ciego será también, ya en el siglo XX, el infortunado Max Estrella, poeta vagabundo entre las esperpénticas Luces de Bohemia de Valle-Inclán, por citar algunos ejemplos. Al igual que ellos, Roberto y Jeremías1,  dos pícaros tan pobres en lo material como ricos en experiencia, habitan un oscuro submundo donde los ciegos pueden ver, sin embargo, con transparente lucidez, la cruda realidad que los rodea.

Por su parte, la opereta Une éducation manquée (1879) de Chabrier cuenta la historia de una pareja de recién casados y su estrafalario tutor, quien se afana por completar la educación truncada de los jóvenes. Esta historia pertenece a una tradición como la francesa que, desde la Ilustración hasta nuestros días, ha tratado con frecuencia el tema de la educación de los afectos. Ante su gran noche de bodas, los ingenuos recién casados lamentan su falta de sabiduría en materia de amor y la atribuyen a una educación incompleta. Su entrañable preceptor, cegado temporalmente por una indisimulable borrachera, responde a sus reproches con una encendida defensa de su labor pedagógica. Tras repasar una por una las diversas disciplinas impartidas, confiesa, sin embargo, ser incapaz de transmitirles el aprendizaje que ahora necesitan. Finalmente, como tan a menudo sucede en la escuela de la vida del universo de la picaresca, deberán encontrar por sí mismos la manera de completar su formación, a través de su propia experiencia.

images3Las dos piezas que componen este atractivo programa aparecen aquí reunidas en un espectáculo teatral unitario, en esta producción la escena transcurre en una vieja estación abandonada del Metro de Madrid, en donde conviven una curiosa mezcla de personajes olvidados en el tiempo: viajeros desorientados, vendedores ambulantes, músicos y mendigos. Para lograr generar la ilusión de la convivencia espacio-temporal de ambas piezas, Ricardo Sánchez Cuerda ha diseñado un evocador espacio de paredes de azulejo blanco y aroma industrial. Su detallista escenografía multifuncional nos permite, por un lado, trasladar la acción del sainete de Barbieri de una vieja estación de Metro al aula de una vieja escuela, un espacio privado que puede adoptar un carácter público y que ayuda a subrayar el carácter pedagógico del proyecto.

Dirección musical y piano: Rubén Fernández Aguirre

Dirección de escena: Pablo Viar

Se puede ver un trailer en:

http://www.march.es/videos/?p0=5833&l=1

Los dos ciegos, de Francisco Asenjo Barbieri y Une éducation manquée, de Emmanuel Chabrier

Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid.

6, 8, 9, 10 y 11 de mayo 2015. Acceso gratuito hasta completar el aforo.

Funciones

Miércoles, 6 de mayo  11:00h  (solo para centros previa solicitud)
Miércoles, 6 de mayo  19:30h
Jueves, 7 de mayo  11:00h  (solo para centros previa solicitud)
Viernes, 8 de mayo  19:00h
Sábado, 9 de mayo  12:00h
Domingo, 10 de mayo  12:00h
Lunes, 11 de mayo  11:00h  (solo para centros previa solicitud)
La función del miércoles 6 (19:30h) se transmite en directo por Radio Clásica de RNE.

 

Responder a logo maker Cancelar respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.

*