La escultura del amor

Carmen de Lucas Vallejo.

En la bahía de Batumi, Georgia, en la avenida costera Axal Bulvarshi, se encuentra una escultura móvil de acero de 8 metros creada por la artista georgiana Tamara Kvesitadze.

Ali1La escultura fue diseñada en 2007  y en un principio fue llamada Hombre y Mujer, pero después de que se decidiera instalarla en Batumi en 2010 , la obra adquirió los nombres de Ali y Nino, los héroes del libro de Kurban Said que esconde una trágica historia que nunca pudo ser realidad.

La escultura de acero, casi imperceptible desde la lejanía, está llena de significado. Nino y Ali se abrazan y se despiden, girando de forma circular hasta el momento en que se encuentran, se miran cara a cara, se besan  y ella pasa a través de él para fundirse en uno.

La escultura está hecha de capas de metal de tal manera que en cierto punto se funden en una.

Para representar la historia, las estatuas comienzan a moverse cada día a las 7 de la tarde, uniéndose en un corto abrazo, después de esto se unen en un intenso beso y luego se alejan en direcciones contrarias, para dejarse atrás mutuamente.

ali3El movimiento dura diez minutos, después de eso, Ali y Nino se dan la espalda y no se vuelven a ver jamás. Aunque resulte curioso que cada día se recree esta escena y para tal efecto las esculturas vuelvan a estar de frente, es como una despedida que no se terminase nunca.

Parece que las grandes historias de amor son aquellas que no se consuman.

Ali7Durante el día lucen como dos estatuas gigantes de acero de un color cálido, mientras que por las noches son iluminadas por un brillante juego de luces.

La escultura recrea la escena de la despedida de Ali y Nino, una antigua historia de amor entre un joven musulmán azerí y una princesa cristiana de Georgia, en los años 1918-1920, dos personas que vienen de diferentes culturas y religiones, las cuales se enfrentan a diferentes dificultades hasta que trágicamente son separados debido a la invasión de la Unión Soviética.

Antes de separarse se fueron a despedir a la bahía donde se dieron un abrazo y entre llantos se alejaron. Ali muere en acto de defensa por su país.

La autoría de la historia escrita en 1937, fue firmada por un misterioso escritor con el pseudónimo Kuban Said. A día de hoy, aún nadie sabe la verdadera identidad del escritor

Esta historia de amor que se ha traducido a 37 idiomas, e incluso se hizo una película, ha dado la vuelta a cada rincón de Georgia y ha sido tanta su influencia en la cultura del país, hasta el punto de rendirle homenaje en distintas ciudades, pero sin duda alguna no hay mejor homenaje a esta historia que el monumento ubicado en Batumi, Georgia, que cada noche da inicio a la mágica historia de amor.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*