Chopin y la posteridad

Carmen de Lucas Vallejo.

50498La Fundación Juan March, creada en 1955 por el financiero español Juan March Ordinas, desarrolla sus actividades en el campo de la cultura humanística y científica, organiza exposiciones de arte, conciertos musicales y ciclos de conferencias y seminarios. En su sede en Madrid tiene abierta una Biblioteca. Es titular del Museo de Arte Abstracto Español, de Cuenca, y del Museu Fundación Juan March, de Palma de Mallorca.

El programa de música se materializa en casi un concierto diario, hasta un total aproximado de 150 cada temporada, con un amplio espectro de estilos, formaciones y cronologías. Estos conciertos –en su mayoría disponibles a través del canal march, en directo y en diferido– se presentan articulados en ciclos en torno a temas, conceptos o perspectivas, con la finalidad de inducir nuevos modos de escucha y de crear experiencias estéticas e intelectuales distintivas. Esta misión implica una programación musical que explora puestas en escena y combinaciones de obras y compositores poco habituales. Junto a la actividad concertística propia de una sala de cámara. Varios de sus conciertos también se transmiten por Radio Clásica, de RNE, y por Catalunya Música.

Dentro de los Ciclos de Miércoles, desde el 20 de enero al 17 de febrero de 2016 se presenta Chopin y la posteridad.

Ningún otro compositor (con la excepción quizá de Schumann) igualó con el piano las cumbres expresivas que alcanzó Fryderyk Chopin. El sentido refinado de la melodía, el arte de la sofisticación armónica y el empleo intuitivo de diseños rítmicos hacen de su legado pianístico uno de los monumentos musicales más influyentes. Una herencia prolongada durante más de un siglo que generó distintas visiones e imágenes de este fundamental autor, moldeadas en ocasiones por tintes nacionalistas e ideológicos. Este ciclo indaga sobre sus principales epígonos vinculados a geografías y estéticas muy diversas: desde el místico ruso Scriabin y los pianistas compositores del París fin-de-siècle, hasta virtuosos polacos como Szymanoswky o Godowsky y posrománticos españoles como Granados o Mompou. Cinco programas que apelan, con el emparejamiento de las obras, a una escucha comparada. 

Programa:

20 de enero: Antecedentes y consecuentes. Josep Colom, piano.

27 de enero: Diálogo con Szymanowski. Martin Roscoe, piano.

3 de febrero: Scriabin: la estela rusa. Alexander Melnikov, piano.

10 de febrero: París fin-de-siècle. Iván Martín, piano.

17 de febrero: Virtuosismo polaco. Ludmil Angelov, piano.

Se puede ver con más detalle en: 

http://www.march.es/musica/detalle.aspx?p1=9&p5=100137

A través de la página de la Fundación pueden reservarse entradas. Este sistema pone a disposición, siete días antes de cada acto, 83 entradas de un total de 283.
El resto pueden retirarse en la taquilla de la Fundación, por orden de llegada, desde una hora antes.
Si se completa el aforo, también se sistribuyen 114 entradas para el salón azul, donde el acto se retransmite en circuito cerrado.

Este ciclo también se puede seguir en directo a través de www.march.es/directo 

Fundación Juan March. Castelló, 77. Madrid. Salón de actos. 19:30 h.

7 Comments en Chopin y la posteridad

  1. A miss is as good as a mile.

  2. Firefox / internet does not work but internet connection is excellent?

  3. I am often to blogging and i really appreciate your content. The article has really peaks my interest. I am going to bookmark your site and keep checking for new information.

  4. When I originally commented I clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and now each time a comment is added I get four emails with the same comment. Is there any way you can remove me from that service? Thanks!

  5. The new Zune browser is surprisingly good, but not as good as the iPod’s. It works well, but isn’t as fast as Safari, and has a clunkier interface. If you occasionally plan on using the web browser that’s not an issue, but if you’re planning to browse the web alot from your PMP then the iPod’s larger screen and better browser may be important.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*