Actividades en la Tuiza

Elvira Q.

El pasado jueves 16 de abril, en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro, se presentó a los medios de comunicación la exposición de Federico Guzmán: Tuiza. Las culturas de la jaima, organizada por el Museo Reina Sofía en coproducción con Fundación Donostia / San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016.

1-gFederico Guzmán (Sevilla, 1964) ha concebido un diálogo entre su proyecto y el edificio del Palacio de Cristal, donde ha instalado una inmensa jaima, hogar tradicional de los nómadas del desierto. El título de la muestra, Tuiza, significa en hassanía (dialecto árabe del noroeste del Magreb), trabajo solidario colectivo y hace referencia a reunirse, participar y construir algo entre todos. Y tuiza es la esencia de este proyecto de Federico Guzmán. Lo es, no sólo por el particular proceso de creación de las melhfas (vestimenta tradicional saharaui) por parte de las mujeres de Bojador, sino también porque esta gran jaima se presenta como un espacio de hospitalidad y conversación entre culturas.

Los visitantes que se acerquen hasta el Palacio descubrirán este sorprendente espacio cuyo techo se conforma a partir de benias, tejido acrílico con motivos geométricos multicolores. Aquí, el artista ha sustituido las benias de los laterales de la jaima por las melhfas.

La jaima ideada por Guzmán, recobrará vida en el Museo San Telmo de San Sebastián, una vez que finalice la muestra del Palacio de Cristal.

El enorme habitáculo servirá hasta el 30 de agosto de lugar de reunión y encuentro, acogiendo todo tipo de actividades: poesía, música, la ceremonia del té, seminarios, conferencias,etc.

Actividades

Entrada gratuita. Libre hasta completar aforo.

Relacionando la cultura saharaui con un marco social y cultural más amplio, este programa de actividades aspira a convertirse en tuiza, en un espacio donde reimaginar otra geografía posible, en la que sus centros no sean las metrópolis del poder financiero sino las narraciones y relatos de una periferia que perviven en manifestaciones de identidad y contaminación cultural.

La arquitectura del Palacio de Cristal fue concebida para albergar en 1887 una exposición de plantas exóticas traídas para la Exposición General de Filipinas desde este país, aún colonia española, mostrando una imagen donde el ideal de modernidad industrial exhibía el dominio y control del mundo desde Europa.

La tuiza, el nombre de esta jaima, pero también trabajo colectivo en hasanía, por el contrario, procura descolonizar la imaginación y articular un conocimiento y sensibilidad que circule del sur al sur, sin pasar por la homogeneización del centro, ni del caduco relato occidental. La tuiza formula una epistemología de los sures posibles, entendiendo, parafraseando a Boaventura de Sousa Santos, estos “sures” como los nuevos procesos de producción, conocimiento y relaciones que proceden de aquellos lugares y pueblos que han sufrido la discriminación de un orden desigual, racista y sexista.

El Palacio de Cristal, transmutado en un refugio contra el diseño de un sistema-mundo ineficaz e injusto, otorga protagonismo a la cultura oral e inmaterial a través de la palabra, la música y la imagen. Recitales poéticos, eventos educativos y conciertos multiplican los relatos; las conferencias convocan a una amplia comunidad académica para tratar la descolonización del territorio, de los cuerpos y de los saberes, y, por último, un archivo vivo del cine, que incluye desde el nacimiento de la imagen estereotipada en el cine histórico africanista hasta las recientes revisiones críticas.

Se puede ver el programa:

http://www.museoreinasofia.es/actividades/actividades-tuiza

Museo Reina Sofía.Del 16 abril al 2 julio 2015.

Palacio de Cristal, Parque del Retiro. Madrid.

 

 

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.

*